¿POR QUÉ SE ESTA APOSTANDO POR EL AUTOCONSUMO?

¿POR QUÉ SE ESTA APOSTANDO POR EL AUTOCONSUMO?

El autoconsumo eléctrico permite a cualquier persona o empresa producir y consumir su propia electricidad instalando en su hogar, local o comunidad de vecinos paneles solares fotovoltaicos u otros sistemas de generación renovable. El autoconsumo es viable, legal y una manera de contribuir al cambio de modelo energético.

1.    Supone un ahorro directo para el autoconsumidor y puede reducir el precio de la electricidad para el resto de consumidores, puesto que el autoconsumo contribuye a abaratar el precio del mercado eléctrico: por un lado, al disminuir la demanda (quien autoconsume compra menos energía de la red) y, por otro lado, al aumentar la oferta de energía renovable (si hay excedentes, hay más energía negociada en el mercado eléctrico).

2.    Por el descenso de precios de algunas de las tecnologías renovables, en especial la solar fotovoltaica, que ha reducido sus costes un 80% en cinco años, y por el desarrollo comercial del almacenamiento con baterías, que permitirán gestionar mejor los picos de demanda y reducir la presión sobre las redes de distribución.

3.    Permite mayor control sobre la gestión energética, tanto individualmente como para el conjunto de la sociedad.

4.    Apoya la transición energética limpia y solidaria para las personas al impulsar una generación eléctrica distribuida y de bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

5.    Ayudará a la electrificación de la movilidad y las medidas de ahorro y eficiencia energética.

6.    Transformará las ciudades que actualmente actúan como potentes sumideros de energía

¿Qué diferencia hay entre las instalaciones de Autoconsumo sin excedentes o con excedentes?
1. Autoconsumo sin excedentes: Están conectadas a la red de distribución o de transporte y a través de un sistema antivertido no permiten que la energía excedentaria se inyecte a la red. El ciudadano o comunidad sólo es consumidor de la energía de la instalación, no es productor. Podrán ser instalaciones individuales o colectivas y se conectarán a la red interior de los consumidores.

2. Autoconsumo con excedentes: Son las instalaciones que además de suministrar energía para autoconsumo, pueden inyectar la energía excedentaria en las redes de transporte y distribución. El ciudadano o comunidad también son productores de la energía, aunque se permite que el productor sea otra persona/empresa.
Se puede optar de forma voluntaria al sistema de compensación de excedentes, por el que la energía no autoconsumida se compensa en parte con la energía que se tenga que adquirir a la red. El precio de la compensación de la energía se pacta libremente o se puede aplicar el precio medio horario del mercado eléctrico.